Los anunciantes, editores y socios deben asegurar a los usuarios una experiencia de descarga positiva. Esto incluye, como mínimo: identificar claramente el software que se instala y su fuente; explicar su efecto en la configuración del navegador o el sistema operativo del usuario y su configuración, etc.; y permitir la desinstalación y desactivación sencilla. Use las políticas en esta página para obtener ayuda.

 

Además del cumplimiento con estas políticas, también debe cumplir con las políticas del Centro de Protección contra Malware de Microsoft y seguir las pautas y prácticas recomendadas habituales de la industria.

 

Software malintencionado y no deseado

Microsoft no permite publicar y distribuir software malintencionado o no deseado.

 

  • El software malintencionado es el software que realiza acciones malintencionadas en los dispositivos del usuario, como comprometer la información financiera y personal o los protocolos de seguridad. El software malintencionado incluye entre otros: troyanos, gusanos, ransomware, trojanclicker, trojanspy, troyano de puerta trasera, exploit, virus de macro, virtool, dropper, falso software de seguridad, software de robo de contraseña, ofuscador, hacktool, virus, spyware (incluye la grabación de acciones realizadas en el dispositivo del usuario, como un registro de pulsaciones) y scareware.

Microsoft usa una serie de indicadores y clasificaciones para determinar si un software cumple con la definición de software malintencionado.

  • El software no deseado incluye el software que no necesariamente forma parte de la definición de software malintencionado pero incluye una funcionalidad que limita o impide la elección y el control del usuario en sus propios dispositivos o que puede comprometer de otro modo la experiencia del usuario y el rendimiento de su dispositivo, navegador, sistema operativo o incluso las propiedades del editor del software.

 

Para determinar si un software es un “software no deseado”, aplicamos los criterios que se enumeran a continuación. También tenemos en cuenta las políticas del Centro de protección contra malware de Microsoft, otros requisitos de productos de Microsoft (como Windows), las pautas de la industria y las mejores prácticas.

 

Opción del usuario y control

Los usuarios deben contar con la posibilidad de elección y control adecuados antes, durante y después de la instalación. En la red de Bing Ads no se permite software que no brinde, al usuario, la posibilidad de elección y/o control adecuados.

 

La posibilidad de elección asegura que el usuario está informado sobre el modo en que el software puede afectar la experiencia en sus dispositivos y que ninguna de las funciones de un programa o configuración en el dispositivo se modifica sin el consentimiento claro e informado del usuario.

 

El aviso al usuario debe ser claro, informado, inequívoco y no puede ser forzado u obtenido por medio de afirmaciones engañosas, representaciones falsas u otros medios fraudulentos. Para determinar si las divulgaciones a los usuarios son aceptables, tendremos en cuenta toda la experiencia en la oferta y en la página de aterrizaje y/o la pantalla de oferta, desde el punto de vista de un usuario medio. Los términos materiales no pueden aparecer solo en el Contrato de licencia para el usuario final (“CLUF”), sino que deben mostrarse previamente de manera clara (es decir, que un usuario medio pueda leerlo y comprenderlo) y no deben ser confusos o estar ocultos (por ejemplo, que se encuentren únicamente en la opción “Instalación personalizada”).

 

  • Las divulgaciones permiten que los usuarios escojan una opción. Toda la información pertinente y material se debe mostrar previamente de manera clara y visible para los usuarios finales en la página de aterrizaje, la pantalla de oferta o el listado publicitario (según corresponda) antes de la instalación. Esto incluye, entre otras cosas:
    • El origen y el alcance de la descarga, y si la descarga proviene de un dominio diferente.
    • Todo el software que se incluye en la descarga. Esto incluye los nombres de producto, fuente, características y funcionalidades clave y un enlace a la política de privacidad y CLUF (que debe incluir información de contacto).
    • Las acciones y los efectos que el software tendrá en la configuración y los dispositivos del usuario, incluidos los cambios en los proveedores de búsqueda, la función de autocompletar, las páginas de inicio, los sistemas de archivos locales y otras configuraciones del usuario.
    • La alteración del software actual en el dispositivo del usuario.
    • Las variaciones del software oficial.
    • La información de desinstalación del software incluyendo instrucciones para revertir las configuraciones modificadas por el software.

  • Las pantallas de oferta deben mostrar claramente e identificar todo el software que se incluye en la descarga (incluido el uso de marcas/logotipos correspondientes).
    • El nombre del software en la pantalla de oferta debe coincidir con el nombre del software almacenado en el dispositivo del usuario y los diálogos de desinstalación. En otras palabras, los usuarios deben localizar claramente el software en los dispositivos en función del nombre original que se presenta en la pantalla de oferta en el momento de la instalación.
    • Los detalles para instalar/desinstalar deben ser exactos (por ejemplo, la fecha de instalación debe coincidir con la fecha en que el programa es instalado).
    • Las pantallas de oferta se deben presentar al usuario como opciones para registrarse o darse de baja.
    • Los usuarios deben tener la posibilidad de rechazar todas las ofertas secundarias, de manera individual o en conjunto (”Omitir todo”).
      • Las opciones Aceptar y Rechazar deben ser igualmente visibles.
      • No se permite repetir la opción rechazada. Si los usuarios rechazan alguna oferta secundaria o todas, la pantalla de oferta no puede solicitar que el usuario rechace las mismas ofertas más de una vez.
    • Las pantallas de oferta deben mostrar claramente a los usuarios todos los cambios en la configuración, el software existente y las aplicaciones. Por ejemplo, se deben indicar claramente las modificaciones en el proveedor de búsquedas, la página de inicio y una nueva pestaña.

     

    El control asegura que los usuarios controlen toda la experiencia en su dispositivo, incluidas todas las aplicaciones de software que descargan. Los usuarios deben tener el control en todo momento, incluso si escogen revertir los cambios a la configuración anterior o desinstalar y/o deshabilitar un software instalado previamente.

     

    Comportamientos no permitidos

    • El software no debe incluir software malintencionado o no deseado.
    • El software no debe crear comportamientos inesperados. El software debe comportarse de manera coherente con el comportamiento y las funcionalidades que declaró en la instalación.
    • El software no debe realizar actividades ocultas para el usuario o intentar ocultar de otro modo su presencia u operación en el dispositivo, a menos que se trate de procesos que se realizan legítimamente en segundo plano (que se indican a los usuarios en la instalación). En otras palabras, esto no incluye las actividades que normalmente estarían ocultas como parte de la funcionalidad habitual del producto, como los cálculos.
    • El software no debe estar diseñado para evadir, evitar u obstruir los controles de seguridad, la protección y los escaneos de seguridad contra el software malintencionado, del sistema operativo y del navegador, o los filtros de correo no deseado.
      • No está permitido el comportamiento o la tecnología de encubrimiento ni cualquier comportamiento con el fin de evadir los controles o la detección. El software no puede comportarse de manera diferente en un entorno virtual o intentar eludir de otro modo la protección del navegador, la detección de software malintencionado o el filtrado de fraude.
    • Las descargas no deben alterar, reconfigurar o desactivar el software o la configuración instalada en el dispositivo del usuario sin la indicación clara y el consentimiento del usuario antes de la instalación.
    • El software no puede inhibir o limitar la capacidad del usuario de controlar y modificar la configuración del dispositivo.
    • No se permite el software que marca automáticamente un número de teléfono, o se conecta de manera remota a otro dispositivo o sistema sin motivos legítimos o el consentimiento del usuario.
    • Las alertas u otras tecnologías no deben confundir a los usuarios haciéndoles creer que hay algún problema con su dispositivo que se debe solucionar cuando no es así (por ejemplo, el scareware), o distorsionar o exagerar afirmaciones sobre el rendimiento y el estado del sistema (por ejemplo, al afirmar que el rendimiento del sistema mejorará con la eliminación de archivos que no tienen un efecto positivo en el rendimiento).
      • El software de limpieza y optimización de PC debe brindar detalles del error para especificar las afirmaciones que hizo, y no simplemente indicar la presencia de problemas.
    • Las descargas gratuitas no deben condicionarse a ninguna forma de consideración, como iniciar sesión o indicar un número de teléfono móvil (excepto en el caso donde el usuario debe validar el inicio de sesión o la creación de una cuenta, como la creación de una cuenta de correo electrónico que se valida por mensaje de texto, o la creación de una cuenta necesaria para una tienda de aplicaciones).
    • El software no debe debilitar o intentar comprometer la seguridad o la protección del dispositivo del usuario o intentar divulgar información personal o delicada del usuario final.
    • El software no puede reemplazar, añadir o eliminar elementos de la página web inyectando contenido, o evitando que el contenido del sitio sea visible, desde una fuente con la cual el propietario del sitio no tiene relación alguna.
    • El software no puede limitar el control del usuario o el control programático de la configuración predeterminada de búsqueda del navegador, las páginas de inicio y de nueva pestaña, ya sea a través de preguntas/solicitudes adicionales u otros medios de prevención cuando se intenta realizar un cambio en la configuración predeterminada de búsqueda, página de inicio o nueva pestaña.
    • No se permite el software anónimo. Todo el software debe contar con la firma digital de sus autores por medio del certificado válido de una autoridad de certificación acreditada.
    • No se permite la distribución no autorizada. Los anunciantes y socios solo pueden distribuir el software para el que tienen autorización de distribuir. Lea nuestra Política de contenido engañoso para conocer más sobre la promoción de productos y servicios de terceros.
      • El software gratuito está especialmente sujeto a estrictos controles y puede, por ejemplo, requerir pruebas de distribución autorizada por el editor del software.
    • El software que modifica la experiencia de búsqueda debe cumplir con los modelos y las políticas de extensibilidad compatibles correspondientes al navegador y al sistema operativo. Por ejemplo, el software no puede eliminar o limitar de otro modo los diálogos de consentimiento del navegador.
    • Los usuarios deben poder cancelar la instalación de software antes de que se complete con un botón “cerrar” estándar. La cancelación de la instalación debe ser completa, es decir, que no pueden quedar rastros del software en el dispositivo (incluida la eliminación de todas las selecciones realizadas antes de la cancelación).
      • Los programas de instalación solo pueden presentar una ventana de diálogo de manera clara y directa para confirmar que el usuario desea cancelar.
    • Si el usuario rechaza una oferta, o cancela la instalación antes de completarse, el software no puede colocar accesos directos en el dispositivo del usuario para continuar con la instalación en otro momento.
    • Los cambios en el dispositivo y la configuración del usuario, incluidos los cambios en los proveedores de búsqueda, las páginas de inicio, los sistemas de archivos locales y otras configuraciones del usuario, deben ser fácilmente reversibles sin representar un impacto negativo.
    • No se pueden instalar o entregar archivos ocultos que no sean necesarios o no estén relacionados con el software que se instala.

 

Funcionalidad de actualización

  • Las actualizaciones no se pueden activar sin el consentimiento del usuario, a excepción de las actualizaciones en segundo plano de productos empresariales (indicadas en la instalación). Los usuarios pueden aceptar las actualizaciones automáticas durante la instalación a través de un consentimiento informado destacado (por ejemplo, un cuadro de verificación en la pantalla de la oferta).
  • Los diálogos de actualización deben indicar claramente qué se actualiza.
  • Las actualizaciones de software no pueden alterar materialmente la función original del software presentado en la instalación sin el control y consentimiento del usuario.
  • Una actualización de software no puede alterar el software de terceros sin el consentimiento del usuario.
    • Es importante aclarar que esto no incluye las actualizaciones de las bases de datos de firmas del antimalware que permiten detectar el software de terceros para proteger al usuario; se permite que los productos actualizados de antimalware detecten software de terceros como resultado de estas actualizaciones.

 

Funcionalidad de desinstalación

Todas las descargas de software deben incluir una función de desinstalación en el panel de control de Programas y Características o Añadir/Eliminar programas, o el método de eliminación predeterminado del navegador o el sistema operativo.

  • El proceso de desinstalación no debe ser difícil, confuso o estar sujeto a pagos, suscripciones, otras descargas, etc.
  • Luego de la desinstalación, el programa puede mostrar solo una ventana de confirmación. La ventana de confirmación no puede ser confusa o intentar persuadir al usuario de que no continúe con la desinstalación.
  • Durante la desinstalación, el software no puede instalar, desinstalar o instalar nuevamente otro software no relacionado en el dispositivo sin el consentimiento del usuario.
  • El proceso de desinstalación debe completarse y ser permanente para todas las descargas de software. No pueden quedar rastros del software específicamente desinstalado en el dispositivo del usuario.

 

Funcionalidad de agrupamiento

  • Se debe indicar claramente al usuario todo el software que se incluye en el paquete de descarga.
  • El software o los paquetes no se deben modificar respecto a lo indicado al usuario final o después de una revisión de Microsoft (por ejemplo, con la inyección de código en el paquete).
  • Los usuarios finales deben tener la posibilidad de rechazar fácilmente cada software individual del paquete, ya sea de manera individual o con “omitir todos”.
  • Tanto el instalador como los paquetes no pueden provocar fallos o bloqueos en los programas o el dispositivo.
  • No se permiten paquetes encadenados (paquetes dentro de paquetes).
  • El software legítimo no puede agruparse con otro software que no cumpla con las políticas aquí enumeradas. Por ejemplo, un software “en conformidad” no puede integrar un paquete con spyware.

 

Requisitos adicionales para los anuncios

  • El software debe estar disponible en el sitio web tal como se promociona en el texto del anuncio.
    • El software promocionado en el texto del anuncio debe estar presente en la página de aterrizaje.
    • Si el texto del anuncio ofrece la “última versión, gratuita” de una descarga, los usuarios deben tener la oportunidad de descargar la última versión del software desde el sitio web sin costo, y sin necesidad de descargar software adicional (ya sea pago o gratuito).
    • Se debe indicar en el texto del anuncio si es necesario descargar software para acceder al contenido o a los servicios (por ejemplo, barras de herramientas).